Panorama Tres

Bariloche: Buscan reactivar la Isla Huemul para renovar la oferta turística

9 enero 2017 / 19:01

Así lo entiende el ex concejal Claudio Otano, quien trabajó cuatro años, junto a un equipo multidisciplinario, en un pliego de licitación. La iniciativa contempla un pequeño hotel, la adecuación de los servicios y senderos, sumando la nueva y rica historia en tecnología que tiene la ciudad gracias a INVAP, el instituto Balseiro y el Centro Atómico.

Días atrás, este diario publicó una nota presentando el estado actual de la isla Huemul, abandonada, sin proyecto y sin una idea para volver a ser reflotada como alternativa turística.

Al respecto, el ex concejal municipal Claudio Otano, quien fue integrante del Consejo Asesor de la Isla Huemul en el período 2007-2011, brindó su visión y comentó el trabajo que se hizo en referencia a lo que es hoy, la última intención gubernamental para reactivar la isla.

“Suponiendo que la recuperación de la isla Huemul como producto turístico calce en el nuevo plan estratégico turístico que se está elaborando, pienso que sería oportuno retomar el abundante trabajo realizado en aquella oportunidad, con un pliego de licitación que englobe la navegación y los servicios en la isla, tal cual lo recomienda el plan de manejo ambiental original”, sostuvo el ex funcionario municipal, que en la actualidad se desempeña como coordinador provincial de Turismo Activo para el Ministerio de Turismo de Río Negro.

Contó que se realizaron numerosas reuniones junto al entonces (y hoy concejal) secretario de Turismo Daniel González y también el ex-presidente del Emprotur, Héctor “Pizzi” Barberis, con las representaciones del CRUB, Centro Atómico, Parques Nacionales, Cámara de Turismo, y diferentes voces políticas que concluyeron en un pliego “muy perfeccionado desde lo técnico” y desde una visión que garantizaba un producto de calidad, a sólo 20 minutos de navegación desde el puerto San Carlos.

Otano aclaró que se pueden proyectar obras en el lugar, sin impactar en el pasivo ambiental. “Existe mucha desinformación al respeto y lamentablemente, algunas veces esto se usa para la demagogia política”, consideró.

En ese sentido, expuso que la isla Huemul está dividida, según el plan de manejo ambiental fijado por la ordenanza 166-c-88 (hace 29 años), en dos zonas, la ZUR (Zona de Uso Restringido) que abarca casi el 90% de la isla y la ZUI (Zona de Uso Intensivo) que representa el 10% restante.

“La licitación de servicios está focalizada justamente en la superficie mínima de la ZUI y en donde están presentes todas la intervenciones del hombre, fundamentalmente las ruinas del experimento de Ronald Richter como las más visibles y se contemplaron todas las medidas necesarias para minimizar el impacto ambiental”, agregó Otano

El ex concejal dijo que “sería muy ventajoso” que se reactive el circuito turístico por la isla: “me imagino un Puerto San Carlos recuperando infraestructura y movimiento al ser el puerto cabecera con esta excursión y el disponer de una isla, que a sólo 20 minutos de navegación, te ofrezca la posibilidad no sólo de vivenciar un museo a cielo abierto como son las ruinas del experimento atómico, sino también la de disfrutar de un parque temático y tecnológico para que tanto turistas como residentes, podamos conocer la variada producción que en la materia tiene Bariloche”.

“También, generar la posibilidad de pernoctar en la isla es algo muy atractivo. En un número de pasajeros que no supere lo estipulado en el plan de manejo, pero en un formato de hotel boutique, que sume a la oferta de hoteles en islas como el ya existente en la isla Victoria o incluso, el de Puerto Blest. Además, se le ofrecería al visitante, la posibilidad de transitar senderos interpretativos de flora y fauna, mucha de ella autóctona, lo cual convierte a Huemul en una isla con muchas opciones para disfrutar”, añadió.

Para lograr esto, el ex concejal propone, tal como se trabajó en aquel multipartito Consejo Asesor, una licitación pública nacional (e inclusive internacional), para explotar la isla. Desde ya, con el control de la Municipalidad y velando por el cumplimiento íntegro por parte del concesionario.

“Con las inversiones necesarias -continuó- podríamos dotar a la isla de los servicios jerarquizados, para convertirla en un nuevo polo turístico para la tradicional oferta turística de Bariloche.”

En el potencial caso que un gobierno municipal se interese por la reactivación de este destino turístico, se deberá convocar a una audiencia pública y confeccionar el pliego licitatorio para que sea aprobado por dos tercios del Concejo Deliberante (es decir, 8 votos de 11). Otano entiende que el pliego que se elaboró oportunamente por ese Consejo Asesor, fácilmente puede ser actualizado y trabajado por los actuales ediles. En caso que el mismo se apruebe, ahí se abre el llamado a licitación.

“Hace falta seguir variando la oferta de servicios y excursiones. Huemul significaría más turistas, más mano de obra local y más calidad de servicios para competir con otros centros turísticos”, entiende el ex concejal.

Consideró finalmente, que de esta forma se cumpliría con uno de los objetivos del Plan de Manejo de la isla Huemul, que es (cita textual del mismo) “brindar alternativas recreativas y educativas, en forma compatible con la conservación del medio ambiente, constituyendo un centro de atracción y explotación turística para San Carlos de Bariloche”.

Fuente: Diario El Cordillerano