Cierran canales clandestinos para evitar el colapso de La Picasa

11 agosto 2017 / 7:33

La grave crisis hídrica que atraviesa el sur de Santa Fe es un tema que preocupa a productores agropecuarios y autoridades de distintos estamentos, sobre todo por la proximidad de la siembra de soja y recolección de trigo en diciembre. Uno de los temas preocupantes es la proliferación de canales clandestinos y por ello desde ayer la provincia comenzó con los operativos de cierre de cursos de agua no autorizados.

“El gobernador Miguel Lifschitz se comprometió con una agenda hídrica en la que estamos avanzando rápidamente; hemos creado el Consejo Hídrico, Productivo y Ambiental, estamos haciendo obras de infraestructura hídrica, entregando aportes a comités de cuenca para compra de maquinaria y además comenzamos con estas detecciones que van a contribuir con la reducción de aportes no autorizados a cuencas que no corresponden”, dijo el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay.

El operativo de detección de obras no autorizadas se llevó a cabo ayer por la mañana en el distrito de Rufino con personal de los ministerios de Infraestructura y Transporte y Ambiente de la provincia.

En la ocasión se procedió a la detección de obras de canalización efectuadas sin gestiones de autorización ante las autoridades provinciales. Los cursos irregulares pertenecen a la cuenca de la laguna La Picasa.

Por otra parte, Garibay agregó: “Este es un trabajo que se lleva a cabo entre dos ministerios, desde Infraestructura por el manejo de los recursos hídricos y desde Ambiente por el cuidado del mismo”, y consideró que “tenemos la tarea de cambiar el paradigma del manejo de los excedentes hídricos y por eso estamos realizando estas intervenciones”.

Fuente: Diario La Capital