De la mano de James Rodríguez, Colombia avanza a cuartos

28 junio 2014 / 19:03

La Colombia de José Pekerman hizo historia con el pase a los cuartos de final del Mundial de Brasil, tras superar por 2-0 a Uruguay, y está lista para dar aún más. El conjunto cafetero reúne talento ofensivo, seguridad atrás y una idea de juego que respeta desde hace tiempo. En el Maracaná, dio un muy buen paso ante un rival que no lo lastimó nunca.

El primer tiempo dejó poco en cuanto al juego de ambos y se produjeron contadas situaciones de riesgo, aunque mostró a una Colombia decidida a manejar la pelota, sin rifarla. El elenco charrúa, por su parte, se replegó rápidamente y se dedicó a esperar para buscar una contra que nunca llegó, con Diego Forlán de flojísimo presente.

Claro que la Celeste extrañó mucho al suspendido Luis Suárez. Le faltaron esas corridas titánicas, le faltó ese hombre que en soledad lucha entre los centrales, se mueve por todos lados y molesta hasta generar algo por la misma insistencia. En cambio, el equipo cafetero tuvo a su figura, contó con el 10 en plenitud. James Rodríguez fue el hombre de la tarde.

Cuando el empate le quedaba perfecto al partido, el jugador de Mónaco la mató de pecho fuera del área y, antes de que la pelota tocara el piso, la puso arriba para el 1-0, en un homenaje a la bomba de Maxi Rodríguez en aquel tanto de Argentina ante México en Alemania 2006, también con Pekerman en el banco de suplentes y en octavos.

En el complemento, Uruguay estuvo lejos de salir como loco a buscar el gol. Salió a hacer lo mismo, a esperar su chance. Y Colombia, con la pelota, le marcó otro golazo. La movió de derecha a izquierda, llegó un centro al segundo palo, Cuadrado la bajó sin marca y James, totalmente solo en el área chica, la empujó para decretar el segundo.

Con aún más obligaciones, el equipo charrúa se adelantó en el campo y encontró un par de situaciones, aunque le costó mucho progresar ante un rival bien parado, que con la ventaja le entregó la iniciativa. A los 18, Cebolla Rodríguez probó desde afuera y Ospina respondió bien. Y a los 34, Pereira tuvo la más clara, pero el uno ganó en el mano a mano. Y Colombia hizo historia. 

PH y fuente: TyCSports