Duro golpe para River en el Mundial de Clubes: quedó eliminado con Al Ain por penales

19 Diciembre 2018 / 09:00

Era un nuevo sueño para River. Pero terminó en pesadilla. Después de ganarle a Boca la final de la Copa Libertadores, en Madrid, el Millonario sufrió una dura derrota en el Mundial de Clubes, tal vez de las peores del ciclo Gallardo: fue sorprendido por el entusiasta Al Ain, de Emiratos Árabes, 5-4 en los penales luego de haber empatado 2 a 2.

Lejos de ser un trámite, al Millonario le costó muchísimo esta semi ante un rival que participa del torneo sólo por ser el campeón del país anfitrión. Un equipo que se mostró débil en defensa, pero artero y veloz en ataque, con un jugador desequilibrante como Caio y un delantero mundialista como el sueco Marcus Berg.

Justamente Berg puso en ventaja al Al Ain a los dos minutos de partido, peinando un córner al primer palo. Sí, hasta en Emiratos Árabes saben que River sufre con la pelota parada.

Pero Rafael Santos Borré volvió con todo de la suspensión que lo dejó sin final ante Boca en Madrid, y en cinco minutos dio vuelta el resultado: a los once y a los 16, para darle tranquilidad al Muñeco y los suyos.

El campeón de América no estaba cómodo, no jugaba con la firmeza y la solidez que es característica, y padecía en cada ataque rival, con una defensa endeble que tuvo que apagar muchos incendios.

En el complemento, el desarrollo del partido se rompió, casi no había mediocampo y las jugadas pasaban de un área a la otra. Lo tuvo River, pero el Pity Martínez estrelló un penal en el travesaño. Lo pudo ganar Al Ain, aunque sus jugadores no definieron con fineza para dar el gran batacazo. Y hubo que ir al alargue.

Flojos de reacciones, visiblemente cansados. Así se los notaba a los jugadores de la Banda durante todo el encuentro y mucho más en el tiempo extra. Claro, ganarle al rival de toda la vida la final de la Copa Libertadores no pasa todos los días, y ese desgaste mental y del cuerpo les pasó factura.

Y en los penales todo era paridad, tal y como en el juego. Hasta que llegó el último remate del Millonario. Enzo Pérez lo pateó a su derecha, suave, a media altura. Y ahí voló Eisa Khalid, para tapar el disparo y darle el pase a la final al Al Ain.

Así, River será el primer equipo argentino en jugar el tercer puesto de un Mundial de Clubes cuando se enfrente con el perder de la otra semifinal, que sostendrán este miércoles el Real Madrid (campeón europeo) y Kashima Antlers -titular asiático-. Ese encuentro se jugará el sábado a las 10.30 de nuestro país en Abu Dhabi.

(Fuente: TN)