Buenas Noticias

Edificios sustentables: La Municipalidad reconoció a constructoras e instituciones

11 agosto 2017 / 7:40

Desde 2013, cuando empezó a regir la Ordenanza 8757 de construcciones sustentables y ahorro energético, en Rosario se construyeron 166 edificios bajo parámetros de eficiencia energética, lo que significa un total de 535.013 metros cuadrados cubiertos en la ciudad. A modo de reconocimiento, este jueves 10 de agosto la Municipalidad de Rosario entregó diplomas a instituciones y actores que acompañaron y aportaron a la construcción de consensos para que, en los últimos cuatro años, Rosario sea la primera ciudad del país con políticas en este sentido.

El acto, que se desarrolló en el Salón Carrasco del Palacio Municipal, fue encabezado por el secretario de Planeamiento, Pablo Ábalos, acompañado por el coordinador del Gabinete para la Sustentabilidad, Eduardo González y la coordinadora del programa de Construcciones Sustentables y Eficiencia Energética, Ana Paula Lattuca.
Fueron reconocidos con diplomas los responsables de tres construcciones sustentables que se desarrollan en la ciudad: Natalia y Eduardo Feldman (por un edificio de San Juan al 1400), Mario Ulanovsky (por una construcción de Laprida al 1400) y Ángel Segiaro, Jorge Capman, Daniel Verger y Lucio Di Santo (por un centro comercial en Sorrento y Circunvalación).

También recibieron distinciones representantes de la Municipalidad de Rosario, de la Facultad de Arquitectura y de la de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Rosario, de la Facultad Regional Rosario de la Universidad Tecnológica Nacional, y de los Colegios de Ingenieros Especialistas, de Arquitectos, de Maestros Mayores de Obras y Técnicos y de Ingenieros Civiles, quienes formaron parte de la comisión que trabajó en la implementación de la ordenanza.

Gradual
La aplicación de la Ordenanza 8757 se fue planteando en etapas de implementación gradual. Así, en el primer año de vigencia se exigieron estas premisas a quienes construían más de 4 mil metros cuadrados y hubo cinco casos que sumaron 33.363 m2 levantados con materiales y técnicas de ahorro energético. En 2014, cuando la exigencia se trasladó a todos los que querían construir a partir de los 3 mil m2, se presentaron 11 casos y se hicieron 55.293 metros cuadrados.

Entre 2015 y 2016 hubo 31 casos de proyectos con hasta 2 mil metros cuadrados que tuvieron que adecuarse a la normativa, con un total de 152.356 metros cuadrados ejecutados. Durante el cuarto año de aplicación se presentaron 98 casos con más de mil metros cuadrados. En tanto, hasta julio de 2017, hubo 21 casos de edificaciones con más de 500 metros cuadrados que aplicaron las técnicas. El objetivo para el 2018 es que la normativa se aplique a construcciones más pequeñas.

“Este proceso progresivo que el año que viene cumple la última etapa, en la que quedarían alcanzadas todas las construcciones de la ciudad, posiciona a Rosario en un lugar de ser el único municipio que hoy viene llevando adelante efectivas políticas en función del ahorro de energía”, afirmó Ábalos, para quien “claramente esto fue posible gracias al consenso de estas instituciones y estos actores que hoy reconocemos”. Asimismo, el secretario de Planeamiento señaló que “todas las empresas y constructoras se han ido adaptando sin mayores dificultades” a la normativa. “Podemos decir con satisfacción que todos los proyectos que se construyen en la ciudad cumplen con esta certificación”, cerró.