El conductor que embistió a una joven y se fue, sólo presentó un escrito

11 Enero 2019 / 09:00

El conductor que el 1º de enero atropelló a una ciclista y no se detuvo a asistirla sigue sin identificarse ante la víctima. En cambio, su abogada se presentó ante el fiscal que lleva el caso y dijo que su cliente está “a disposición” para que lo investiguen. Su primera versión es que se dio cuenta de que su vehículo había impactado contra algo, pero que nunca supo de qué se trató. La estudiante a la que embistió sintió perplejidad al enterarse: confesó que siente que le están “tomando el pelo” y aseguró tener un testigo dispuesto a corroborar que el conductor nunca regresó al lugar de los hechos, como afirmó a través de un escrito.

Por el momento la Oficina de Gestión Judicial no tiene prevista ninguna audiencia de imputación al conductor. Tampoco se sabe qué hará el fiscal tras la presentación escrita. En los tribunales se especulaba ayer con que espera más evidencia para decidir si le imputa o no algún delito.

El caso ocurrió el primer día del año. Esa mañana, Marianela Ojeda fue embestida por un auto en Sarmiento al 3000 mientras iba en bicicleta. Su cuerpo voló y golpeó contra otro auto estacionado. El conductor no se detuvo ni regresó al lugar del atropellamiento mientras la víctima esperaba a la ambulancia acompañada por policías. Una semana después, la violencia del doble impacto se apreció públicamente gracias a las imágenes captadas por dos cámaras de seguridad ubicadas en la zona.

La difusión de esas impactantes imágenes obligó al conductor a salir a la luz, aunque a medias: ayer, la abogada Jimena Temperini se presentó en su nombre ante la Fiscalía donde está radicada la denuncia de la víctima y repitió una versión que ya le había dado a La Capital un día antes: dijo que su cliente efectivamente chocó contra algo, que se detuvo tres cuadras después y llamó a su padre, que regresó unos 40 minutos más tarde al lugar y que no vio a nadie. También contó que hizo una exposición en un Centro Territorial de Denuncias para dar cuenta del episodio y que lo denunció ante la compañía donde tiene asegurado su vehículo. “Por las dudas”, fue la sugestiva frase que pronunció Temperini en una de las entrevistas que concedió ayer.

La abogada también dijo que contactaría a la víctima con la intención de que su cliente le pidiera disculpas. Hasta ayer, según contó la mujer atropellada, eso no había ocurrido.

“Me toman el pelo”

Ojeda, que es estudiante de antropología y estaba de paso en Rosario, se enteró de que quien la atropelló iba a presentarse ante la Fiscalía (eso fue lo que anticipó la abogada Temperini, incluso en este diario) el miércoles a la noche. Unas horas más tardes, también conoció los argumentos con los que el conductor intentó explicar su conducta posterior al atropellamiento. Su reacción fue contundente: “Siento que me están tomando el pelo”, disparó en La Ocho.

De regreso en Córdoba, donde vive y estudia, Ojeda sostuvo que los argumentos de la abogada Temperini para explicar la conducta de su cliente son “rebuscados” y dijo descreer de que ignore contra qué chocó aquella mañana. “¿En serio dice que no me vio? Pero si choqué contra su parabrisas y volé delante de su auto”, exclamó.

Tampoco cree que esa mañana el conductor que la embistió regresara de desayunar con una amiga, como sostuvo públicamente Temperini. “Me parece que hay una tomada de pelo en eso, es muy rebuscado el argumento de la abogada”, razonó.

El testigo

La joven atropellada, de 24 años, también desmiente que el conductor haya regresado al lugar del hecho como sostuvo Temperini. Y contó algo que hasta ahora no se conocía públicamente: hay un testigo que puede corroborar lo que afirma.

“Es un chico que se quedó conmigo hasta que vino la ambulancia. El me dice que nunca volvió. Estuve tirada una hora ahí y no regresó. No es cierto lo que dice y en las cámaras se verá que no volvió”, abundó. Según sugiere, los policías también podrían atestiguar que nadie regresó para ver qué había sucedido.

Ojeda tiene cinco vértebras y dos costillas fisuradas, y muchos golpes en las piernas, la espalda y la cara. Según el pronóstico médico, tiene para un mes de reposo y varios más de rehabilitación hasta su recuperación total.

La última referencia de Ojeda fue para las disculpas que quiere ofrecerle el conductor. La abogada Temperini dijo que la llamaría para coordinar ese contacto, pero hasta ayer eso no sucedió. “No recibí ningún llamado”, contó.

¿Quién es?

La identidad del conductor no trascendió. Es la razón por la que no se publicó. Además, por ahora no está imputado.

(Fuente: La Capital)