Nunca es tarde

El consumo de carne cayó a su nivel más bajo desde 2011

9 enero 2017 / 17:45

El consumo de carne vacuna cayó a su nivel más bajo desde 2011. Cada habitante comió, en promedio, 57,1 kilos en 2016, o un 3,2 por ciento menos que en 2015. Es otra señal de ajuste: en épocas de caída del poder adquisitivo, los sectores bajos reemplazan las carnes por harinas.

Así, el consumo interno representó un 91,8% de la producción total (-0,9 puntos porcentuales en relación a 2015). En tanto, el sector cerró el año con el mayor nivel de faena en quince meses y las exportaciones se recuperaron moderadamente.

En su último informe económico, correspondiente a diciembre pasado, la entidad que representa a la industria frigorífica afirmó: “Existe consenso generalizado acerca de que los contextos macroeconómicos internacional y local hacen que nuestro sector tenga poca competitividad frente a nuestros competidores”.

Según el informe mensual de enero de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA), en el 2016 se faenaron cerca de 11,8 millones de animales, lo que representa una contracción del 2,9% con respecto al año previo.