Empresa turística del centro acumula graves denuncias por estafa

1 Diciembre 2017 / 08:00

Una empresa líder en la comercialización de productos turísticos cuyo método de trabajo es la convocatoria por medio de promotores y que está en el centro de Rosario. Así se presenta por internet Rosario Club Vacacional, sobre la cual la Justicia investiga más de 30 denuncias por “incumplimiento de contrato” o estafa. Las promotores en cuestión tentaban a posibles clientes anunciándoles que habían ganado un viaje a un destino turístico para, enseguida, venderles la estadía en la modalidad de tiempo compartido, es la acusación. Más de treinta personas aseguran haber puesto el dinero solicitado, pero del viaje y el alojamiento ni noticias. La modalidad es bien conocida, y en las últimas décadas, en forma periódica, se han sucedido denuncias contra este tipo de venta compulsiva.

La firma operaba en una oficina de San Martín al 1000 y, en todos los casos denunciados, las víctimas fueron conquistadas por promotores, que las invitaban a realizar un juego en el cual les advertían que si su tarjeta terminaba en determinados números se “ganaban un viaje”. Como todos “salían airosos”, de esa manera, conseguían que se presenten en la oficina de San Martín entre San Luis y San Juan, coinciden los denunciantes.

Vanesa es de la vecina localidad de Acebal y una de las que “cayó en el juego” de Rosario Club Vacacional cuando a fines del año pasado caminaba por calle San Martín al 500 con su pareja: “Primero nos hicieron participar de un juego y después de supuestamente ganar nos llevaron hasta una oficina, que en ese momento estaba en San Martín al 500. Te lo dibujaban como si fuera el mejor viaje de tu vida”.

Vanesa explicó que de alguna forma “la presionaron” para firmar el contrato de un supuesto viaje a la provincia de Entre Ríos y lo pagó con su tarjeta de crédito Naranja. “Comenzaron a debitarme de mi tarjeta de crédito hasta 5 mil pesos por mes. Para nosotros fue imposible costearlo, porque mi marido se quedó sin trabajo”, contó la mujer.

Y agregó: “Desde tarjeta Naranja tuvieron que hacerme un plan de pago para poder solventar un viaje que nunca hice. Y tampoco puedo usar la tarjeta de crédito”.

Vanesa no fue la única a la que le descontaron dinero en su tarjeta de crédito Naranja, sino que muchos pagaron un viaje con la misma tarjeta y no les cumplieron con lo pactado.

El fiscal de la Unidad de Investigación y Juicio del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que investiga la causa Guillermo Apanowicz pidió allanar la oficina, donde se secuestró documentación.

Según informaron voceros judiciales, están “a la espera de información de organismos registrales tanto provinciales como nacionales” para determinar “si hay delitos o no”.

En la Justicia local creen que puede haber más víctimas. En ese caso, pueden dirigirse a la sede del MPA, Montevideo 1968, o comunicarse al 4721898/99.

Fuente: El Ciudadano