Funes: “Hace más de 30 años que en nuestra ciudad no se hace una obra de infraestructura”

9 Enero 2019 / 10:00

Tras los reclamos por el grave deterioro que sufre la continuación de la calle Mendoza que conecta la Ciudad de Rosario con Funes, en su paso por esa última localidad, la situación dejó entrever la falta de planificación y obras que sufre desde hace décadas la vecina localidad del conurbano rosarino.

El concejal de la ciudad de Funes, Rolvider “Roly” Santacroce, señaló en comunicación con La Barra de Casal que esperan desde hace años obras de infraestructura que se deben hacer, y que lamentablemente no llegan.

Se refirió específicamente a la situación de la calle Mendoza y explicó que se trata de una arteria primaria, y la responsabilidad por su estado y quienes deberían haber hecho la obra como correspondía era el gobierno de la Provincia. Comentó que se realizó una licitación hace un año y medio, donde incluso se adjudicó la misma, pero nunca llegaron los fondos para su realización. “La ciudad de Funes está en la misma situación en todos los barrios de la ciudad”, afirmó el concejal y aseveró que hace más de 30 años que en Funes no se realiza una obra de infraestructura.

Más del 70 por ciento de la población de Funes trabaja en la Ciudad de Rosario. Con una población permanente que hoy asciende a los 45 mil habitantes, variando esa cifra durante los meses del verano cuando la población llega a 120 mil habitantes, Santacroce dimensionó la falta de infraestructura en la localidad asegurando que 3000 jóvenes de entre 18 y 25 años no tienen ninguna posibilidad de trabajo dentro de su propia ciudad, asimismo el 40 por ciento de los niños que habitan en Funes deben acudir a su jardín de infantes, colegio primario o secundario a la Ciudad de Rosario. Esos son algunos de los datos, hay otros que también alarman, como que sólo el 8% de la ciudad cuenta con agua potable, el 78% de las calles no están pavimentadas, la iluminación es antigua y data de la década del noventa y solamente el 5 por ciento de la ciudad posee cloacas.

Esta situación no escapa al gran número de barrios privados que fueron construidos en los últimos años en la zona, que tampoco poseen servicios básicos como agua potable, gas, veredas, cloacas, y algunos hasta final de obra.

Otro problema se da en que a raíz del crecimiento poblacional, con el consiguiente incremento en el movimiento de personas, los accesos y arterias principales que conectan la ciudad quedaron colapsadas. Es así que en una hora pico a las 19 Hs, la cola de automóviles en la autopista que une Rosario con Funes llega hasta el hotel Howard Johnson, según relató Santacroce y junto a esto afirmó que: “va a suceder una tragedia en cualquier momento”. Comentó que los concejales de esa localidad estuvieron a punto de clausurar esa arteria por miedo a que ocurra un grave accidente.

“Quien tiene que ponerse al frente de las necesidades de nuestro pueblo y de las obras, es el ejecutivo municipal, a través de las gestiones con la Provincia y la Nación. Hace tres años que gobierna el actual intendente y han anunciado una enorme cantidad de obras, pero nunca llegó ninguna acá”, indicó el concejal. En cuanto a la seguridad de la autopista manifestó como necesario pavimentar las colectoras y la de incorporar iluminación a lo largo de la traza de la misma.

Se estima que para 2025 la población de Funes alcanzaría los 120 mil habitantes permanentes durante todos los meses del año, por lo que resulta necesario que las autoridades atiendan los problemas y comiencen a realizar las obras pertinentes que acompañen este crecimiento.