Le baleó la casa a su ex y la amenazó para que desaloje

11 Enero 2018 / 8:05

Una vivienda del Fonavi de Lola Mora e Hipócrates, de zona sur, fue baleada el martes por la ex pareja de una mujer que se encontraba en el interior con sus hijas menores. Según denunció Romina, de 35 años, el padre de sus hijas es una persona violenta que durante mucho tiempo la sometió a abusos físicos, sexuales y psicológicos hasta que consiguió, el domingo pasado, sacarlo de la casa con una orden judicial. La respuesta fue feroz. Según la mujer, el hombre se presentó a los gritos y disparó contra la fachada del domicilio provocándole lesiones a una de sus hijas adolescentes. Cuando la Policía llegó a lugar encontró una nota de puño y letra donde se lee un ultimátum de dos días para desalojar el departamento, advirtiendo que si avisa a las autoridades le matan a la hija. Poco después, el hombre fue detenido y su auto secuestrado.

“Me divorcié hace un año. Me hice cargo de todo porque él nunca aceptó nada. Nos separamos por los golpes. Porque él me golpeaba y me violaba. Es una persona que anda con drogas, él y toda la familia son agresivos, andan con armas y nos tiraron cualquier cantidad de tiros. Tuve que arrastrarme por el piso para llamar a la Policía”, contó Romina a un canal de televisión todavía perturbada por el ataque.

“Esta es mi casa, es mi departamento. Luchando lo recuperé. Él es una persona muy agresiva. La semana pasada me había encontrado y me había golpeado, tengo golpes por todos lados, me vio el médico forense y ahí fue cuando la jueza me otorgó la casa para que yo volviera. Vinimos el domingo con la orden de restricción”, recordó Romina tras advertir que jamás imaginó que le iban a balear el frente de la casa con sus hijos adentro de la vivienda.

Sin embargo mencionó varias amenazas. “Tengo un mensaje de texto en el celular de mi ex amenazándome: «Vos todavía sos mi mujer, vos vas a estar conmigo, en la casa no te vas a quedar, te voy a matar, yo sé dónde vos estás, tené cuidado con las nenas», o sea, amenazándome con las propias hijas, esto fue horrible, no sé cómo explicarlo”, lamentó.

Romina reveló que en octubre pasado comenzó a tramitar todo en silencio, para que él no se enterara. “Él se me metía adentro de la casa, se metía por el tapial, entraba, golpeaba la puerta, me agarraba, me pegaba, me violaba. Yo nunca pude decir nada”, recordó entre sollozos.

Después habló sobre lo difícil que fue que la escuche la Justicia. “Iba a Tribunales pero nadie me hacía caso, corrí todo Tribunales y siempre se perdían mis papeles, él conseguía abogados que pagan y arreglan todo. Se llevaban mi expediente por un mes, dos meses, todo para defenderlo a él que no quería que le embarguen el sueldo y nunca me pasó cuota de alimentos ni nada. Yo la plata no quería, lo único que quería era que me deje tranquila, porque me ahoga”.

Romina dijo que no vio la nota de puño y letra que apareció en su domicilio luego de la balacera hasta que llegó la Policía. “Me dejó un mensaje escrito pero no lo vi en el momento, porque estaba shockeada, aturdida, todo junto. Y los policías apenas abren la puerta encuentran la notita”, dijo la mujer. El texto, escrito con birome azul en una hoja blanca y con algunos errores de ortografía dice: «Romina: Te doy dos días para que te vayas con todas tus cosas. Usted sabe lo que hizo, quiero el departamento vacío. Si llama a la Policía le vamos a matar a su hija, sabe…».

Damián Rodrigo C. de 35 años, fue detenido en un domicilio de zona sur ubicado en Pasaje Suárez al 5000, de barrio Las Delicias, donde además fue secuestrado un Chevrolet Corsa negro. El hombre quedó detenido en la seccional 11ª a disposición de la Unidad de Investigación y Juicio, a cargo de la fiscal Mariángeles Lagar, quien lo imputará en las próximas horas.

Fuente: Diario El Ciudadano