Lifschitz presentó la reforma constitucional y dijo que es “un proyecto de provincia”

16 abril 2018 / 12:45

La propuesta se origina en la necesidad de plasmar en su texto, los nuevos criterios que ya incluyen otras constituciones provinciales y, fundamentalmente, la nacional. El documento ingresará a la Legislatura por la Cámara de Diputados para su discusión.

“Este proyecto es más que una reforma, es más que la ley de leyes; es poner en discusión un proyecto y los valores sobre los que queremos construir la provincia de Santa Fe, las líneas directrices de la construcción institucional, política, económica, social a la que aspiramos”, dijo Lifschitz.

La Constitución provincial se modificó por última vez en 1962 y desde entonces se sucedieron hechos y cambios de paradigmas que la norma no refleja. En 1994 se reformó la carta magna nacional y cambió el paradigma: se consagró la democracia y los derechos humanos como valores supremos. Solo dos provincias, desde la vuelta de la democracia, no reformaron su Constitución: Santa Fe y Mendoza.

“No hay dudas de que el tema convoca. Cada una de las reuniones y los eventos organizados alrededor de la Reforma Constitucional tuvieron, igual que hoy, una gran convocatoria. Esto habla del interés que despierta este proyecto, habla de que todos sentimos que se abre una oportunidad para la provincia que quizás, por distintas razones, no pudo darse con anterioridad, de encarar de manera seria, responsable, plural, democrática y participativa un proceso de Reforma Constitucional”, remarcó el gobernador.

Lifschitz dijo que la reforma “no es una ocurrencia de este gobierno, sino que se inició con mucha anterioridad en el mensaje, en las propuestas, en las ideas de otros gobernadores de distintos partidos políticos, de constitucionalistas, de expertos, de dirigentes políticos de todos los sectores que se han manifestado a favor de un proceso de Reforma Constitucional desde hace muchos años, más de 20 por lo menos”.

“Por eso, esto no tiene padres. No nació ahora, es la síntesis de un proceso que se viene dando, que viene madurando en la sociedad civil, en las instituciones y también en el ámbito de la política”.

Lifschitz aseguró que su gestión “lleva 28 meses y desde el mismo momento de iniciada se planteó la necesidad de la Reforma Constitucional: lo hice en el discurso de asunción; lo hice posteriormente en mi primer discurso frente a la Legislatura, al abrir las Sesiones Ordinarias en 2016; lo repetí al año siguiente; y se hizo una convocatoria muy grande también a mediados de 2016”.