Nueva política de tasas del Banco Central: las fijará en el 40%

8 Agosto 2018 / 09:30

El economista Alejandro Bonalumi, dialogó esta mañana con el programa El Dedo En La Llaga, donde habló sobre la resolución emitida ayer por el Banco Central que decidió definir la tasa de Letras de Liquidez “LELIQ” a 7 días como su nueva tasa de política monetaria y fijarla en un 40%.

Bonalumi explicó que “LELIQ” es una herramienta que nació este año para regular la liquidez del sistema financiero, y que la diferencia con las LEBACs al ser estar inversiones a corto plazo de no más de 114 días, a su vez no pueden ser compradas por personas físicas, como si los LEBACs, siendo sólo para bancos, y a semejanza con las primeras tienen un segmento de operatoria de mercado secundario.

“El banco central lo que hace ahora es tomar como referencia de tasa la que impone para este tipo de herramienta, que fue ayer del 40%, un poco más de la que venía manejándose en los últimos tiempos, pero es ese el valor que quiere el Banco Central que comiencen a encaminar las demás tasas de interés que hoy están muy por encima de ese valor”, expresó el economista y agregó: “Por ahora las tasas de interés en Argentina son muy altas, y esto impone un piso para la economía real”.

Ejemplificó las distorsiones en la Economía que generan tasas muy altas, por ejemplo por un descubierto bancario, los tenedores de tarjetas de crédito, para las PyMES, donde al afrontar tasas muy por arriba de estos valores, las mismas resultan confiscatorias para la actividad comercial del país.

Consultado por la situación de los créditos UVA, afirmó que los mismos se desinflaron y la curva del incremento en la cuota fue alcista. “Estos créditos se van adecuando al incremento de precios, con inflación en crecimiento lo que paga una persona por el crédito UVA también se incrementa”, señaló y recordó que la ventaja de los UVA es que la cuota no puede superar el 30% del ingreso familiar, por eso ante el aumento de la misma es posible ingresar más años al acuerdo, por ejemplo si se había pactado el crédito a un plazo de devolución de 10 años, puede extenderse por 12. Sin embargo aseguró que toda esta crisis que se está viviendo conspira sin dudas en contra del crédito.