Rambla Catalunya: con nuevos concesionarios, los bares abrirán en octubre

11 Julio 2018 / 09:30

Los bares de la Rambla Catalunya estarán completamente renovados para la próxima temporada de verano. Este mediodía se abrirán los sobres de la licitación para la explotación de cinco bares y un minimercado en las playas públicas de la ribera norte. Y, si todo sale según lo previsto, el mes próximo se adjudicarán los locales que deberán abrir sus puertas, como máximo, el próximo 1º de octubre; cuando la costanera estrene la temporada de verano.
Hasta octubre del año pasado, el paseo gastronómico de la Rambla estuvo en manos de un histórico concesionario de la zona, el empresario Mario Cornaglia, responsable del Grupo Sol Eventos y Catering. Pero sobre los últimos días de ese mes, el municipio dispuso revocar la concesión después de que se hallara que los bares funcionaban enganchados al alumbrado público. La maniobra para reducir costos de electricidad.

Desde entonces, la Empresa del Estado Municipal Costanera Rosario (la misma que administra el balneario La Florida y el complejo de piletas del parque Alem) se hizo cargo de sostener los locales abiertos durante el verano pasado. Mientras tanto, se preparó el terreno para volver a licitar cada uno de los emprendimientos, esta vez por separado.

Los pliegos de la licitación llevan los números 2,3,4,5,6 y 7/2018 y se pusieron a la venta hace poco más de un mes, con el objetivo de llegar a tiempo para la próxima temporada de verano.

El presidente de Costanera Rosario, Lucas de la Torre, se mostró optimista. “Si bien la situación económica general no es el mejor contexto para iniciar un negocio nuevo, hubo muchos interesados, varios empresarios gastronómicos visitaron los bares y también compraron los pliegos”, confió.

Los pliegos

El paseo comercial estuvo funcionando a pleno hasta el lunes pasado, cuando se decidió cerrar los comercios para que el personal pueda tomarse las vacaciones adeudadas y para vaciar y limpiar heladeras, cocinas y máquinas de café, entre otros enseres, para dejarlos en condiciones.

Cada uno de los seis locales se licitó por separado. Los dos más grandes funcionarán como restaurante-bar con amenización musical, mientras que los otros tres podrán explotarse como el rubro restaurante-bar y el restante como minimercado.

Los interesados en explotar los emprendimientos podrán ofertar sólo por dos unidades, “con la idea de fomentar la competencia y mejorar los espacios para concretar una licitación abierta y diversa”, explicó de la Torre.

De acuerdo a los pliegos, la explotación de cada espacio podrá realizarse durante seis años, con opción a otros 12 meses más, y no están previstas inversiones en obra pública ni la contratación de personal de seguridad para las playas.

Lo que sí se establece como condición dentro de los pliegos es la continuidad del personal que trabaja en cada uno de los bares. En total, unas 70 personas, algunas con una antigüedad de 8 años.

El canon que cobrará el municipio varía de acuerdo a la superficie de los locales. Para los más chicos, el canon mínimo es de $ 25.000 durante los meses de octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo y $ 12.500 durante los otros seis meses del año.

Los edificios más grandes tienen un canon mínimo de $ 35.000 en la temporada alta y $ 15.000 para la temporada baja.

El proceso

Según describió el referente de Costanera Rosario, si hay oferentes para todos los locales y no existen inconvenientes en la licitación, los espacios podrán adjudicarse durante el mes próximo.

“Son los plazos normales que lleva el análisis, la evaluación de las ofertas y el tiempo de posibles impugnaciones”, explicó de la Torre. Una vez con nuevos dueños, los locales no podrán estirar las inauguraciones ya que la fecha máxima estipulada para la apertura es el próximo 1º de octubre, cuando se realiza la apertura de la temporada.

(Fuente: La Capital)