La única familia querellante por la tragedia de Salta 2141 se siente defraudada por algunos testigos

11 Junio 2019 / 11:00

Por estos días se está llevando adelante el juicio por la tragedia de Salta 2141, donde hay solo una familia querellante y representante de las víctimas de la fatídica explosión. Se espera que la sentencia salga a fin de este mes y, durante esta semana se están llevando a cabo las distintas declaraciones de los testigos.

Adrián Gianángelo, hermano de una de las víctimas fatales y único querellante en la causa, manifestó al móvil de LT3 | AM680 que se está tratando de jornadas largas, donde la Fiscalía está dando lugar a las pruebas por medio de testigos, así como la querella. “Ahora llegó el momento en esta semana de la provisión de pruebas de la defensa, la de Litoral Gas, luego la prueba de parte de la administración, de los gasistas y el ayudante”, indicó y agregó: “Cada día para nosotros es una recta final”.

Por otro lado manifestó que se sienten defraudados por los testimonios de ciertos testigos, de los que esperaban otra cosa, y cuando se sientan al banquillo el discurso brindado es otro. Aseguró que se escuchan testimonios y vuelven a revivir lo que sucedió ese día allí, algunos muy difíciles de escuchar. Por otra parte indicó que hay otros testigos que al sentarse en el banquillo no declaran lo esperado. Apuntó de esa manera contra un amigo personal Iván Gasparini, que consideraba testigo clave y ahora dice que omitió información. Gasparini según contó Ginángelo presenció los primeros trabajos de los gasistas, incluso tenía grabaciones con audios del consorcio en reuniones previas y posteriores a la tragedia. “Este chico no recordaba que su mejor amigo estaba a su lado y ningún tema de las conversaciones previas, también negó tener audios”, manifestó Adrián.

“No tenemos fecha de sentencia hasta no termine la provisión de pruebas de la defensa”, dijo y agregó: “siempre dije convencido de que iba a hacer Justicia por mi hermana”.